Dos años y una pandemia más tarde…

Movilidad Erasmus+ en Schorndorf, Baden-Württemberg

Aprendizaje por observación. Del 28 de marzo al 1 de abril de 2022

Madrid – Frankfurt – Stuttgart (27 de marzo de 2022)

¡Ha llegado el día! Por fin, dos años más tarde de lo previsto, comienza la experiencia de aprendizaje por observación (job shadowing) en la Johann-Phillip-Palm-Schule de la localidad de Schorndorf, situada a unos treinta kilómetros de Stuttgart.

 

28 de marzo de 2022

Acogida y primer día de job shadowing

Gracias a la buena planificación y preparativos por parte de la EOI Rivas y de la JPP-Schule, el primer día ha ido sobre ruedas. Bien temprano Störchlein cogió el S-Bahn en la estación central de Stuttgart con destino a Schorndorf. La escuela está al lado de la estación, con lo que al salir de la misma ya me estaba esperando Theresa Kiefer, la profesora vínculo entre ambos centros educativos. Por fin nos conocemos en persona, ya que hemos estado en contacto desde que se retomó la movilidad después de la fallida de 2020 – por razones obvias.

Junto a Theresa hacemos un recorrido por la escuela y, mientras tomamos un café en la sala de profesores, me explica con más detalles el plan de clases que ha preparado para esta semana y que ya me había adelantado con anterioridad. A continuación nos reunimos con la directora del centro, Angelika Herzel, quien se encarga de explicar la diversa oferta educativa del centro, principios didácticos, etc. El recibimiento y las primeras impresiones tanto de la escuela como de los compañeros no han podido ser mejores.

Antes del comienzo del segundo bloque lectivo, conozco a otra de las organizadoras de la estancia, Susanne Preisinger, profesora de inglés y cuyas clases visitaré el miércoles. Tanto Theresia como Susanne me ofrecen las mejores de las bienvenidas, y me hablan de sus buenas experiencias en Helsinki, también dentro del programa Erasmus+

Comienza el segundo bloque de clases (9:30 a 11:00 horas) y visito la clase del profesor Heiko Luihardt, profesor de español y alemán. El grupo F1A aprende español desde septiembre, es su primer año. Se trata de un grupo de la rama de formación profesional que ofrece el centro.. Los alumnos habían preparado con anterioridad un par de preguntas que acaban formulándome  sobre aspectos varios (información personal, generalidades sobre España y fútbol). Heiko y yo coincidimos en que sería una idea genial poder iniciar un intercambio Brieffreunde entre los alumnos del grupo y nuestros alumnos de la EOI. Los alumnos se ponen a escribir sus cartas con una breve presentación personal que yo llevaré a Rivas y Arganda. Uno de los inconvenientes es el perfil de alumnado tan distinto entre nuestros centros, ya que en este grupo son jóvenes de entre dieciséis y diecinueve años. Seguro que entre los alumnos de A1, A2 y B1 de ambas escuelas encontramos perfiles que encajen en edad con los de la JPP Schule.  Una vez acabadas las cartas -les ayudo en la redacción-, Heiko continúa la clase. Me enseña el libro que usan, A tope, de la editorial Cornelsen, enfocado a las escuelas de formación profesional. Leen un texto sobre turismo en Barcelona. Se me ocurre preparar una presentación sobre España que vaya más allá de los tópicos habituales. Quedamos en hacer la presentación al día siguiente.

En el tercer bloque lectivo voy a la clase de inglés de la anfitriona Theresa Kiefer. Además del idioma hay otra diferencia importante: se trata de un grupo de la rama de bachillerato comercial (WGEB) -en un par de años realizarán el Abitur-. Tras mi presentación en inglés y alemán, los alumnos trabajan en grupos: tienen que leer un texto sobre las redes sociales y los posibles beneficios de un digital detox. Mientras los alumnos trabajan, Theresa aprovecha para informarme de algunos aspectos metodológicos de su clase. Por ejemplo, me habla de que usan la plataforma Teams de Microsoft desde la pandemia para la comunicación profesor-alumno. Usan también esa plataforma para pasar lista y llevar el control de las notas y la evaluación. Otro aspecto destacable de este grupo es que se trata de una clase completamente digital: no usan medios impresos, todo es digital. De vez en cuando lleva fotocopias de textos o artículos. La clase cuenta con una cámara-zoom que permite proyectar en la pizarra blanca cualquier texto, libro, elemento que se ponga bajo la cámara. La clase no cuenta con pizarra digital. Destacable es también que todos los alumnos, tanto los de este grupo como los de todo el centro, cuentan con su propio Ipad, proporcionado por la escuela. Ahí es donde tienen acceso al libro digital (Crossover de Cornelsen) y donde también toman sus apuntes. Gracias a Air Apple TV, los grupos de trabajo pueden proyectar en la pizarra de clase desde sus propios dispositivos las conclusiones comunes sobre el texto. Me parece una buena idea esta forma rápida y visual de acceder al trabajo de los alumnos y compartirlo. Theresa da el feedback a los distintos grupos (tanto lo positivo como lo negativo) y continúa la explotación didáctica del texto trabajando el vocabulario más específico y que supone más dificultad a los alumnos. Divide la clase en dos grupos que deben buscar la equivalencia alemana de los términos ingleses más peliagudos del texto, phrasal verbs entre ellos. Es una manera efectiva de aprender vocabulario de manera lúdica, si bien aquí yo hubiera usado Kahoot, por ejemplo. Theresa me comenta que Kahoot es una herramienta que suele usar muy a menudo en clase. También le encanta explicar vocabulario mediante familias léxicas (liberty-freedom / Freiheit). Es una manera muy efectiva de ampliar vocabulario y tejer redes léxicas. Es un aspecto que tenemos en común ambos sistemas educativos.

Acababa la jornada escolar, es hora de conocer el entorno del centro. Visito el bello centro de Schorndorf, plagado de típicas casas alemanas de entramado (Fachwerkhäuser) y árboles en plena floración. Estampa típica de postal. Susanne también me ha hecho una lista con los lugares que debo visitar en Stuttgart, entre ellos la Stäffele, una escalera larga y empinada que sube por la ladera que rodea a la ciudad y desde donde se puede tener las mejores vistas de Stuttgart. ¡Nuestra mascota Störchlein no se lo quiso perder!

29 de marzo de 2022

Segundo día de job shadowing

En el primer bloque lectivo (7:40 a 9:10 horas) visito la clase de español de la profesora Frauke Konrad. Es una enamorada de nuestra lengua. Este grupo (WGE) pertenece también a la rama de bachillerato comercial y es su primer año de español. También estos alumnos me tienen preparada una tanda de preguntas. Le comento a Frauke que he preparado una pequeña presentación sobre España y lo que son las EEOOII para la clase de Heiko, por si quiere que también lo haga en sus clases. No hay problema y accede encantada a mi propuesta. Los alumnos están muy motivados y se ve enseguida la buena relación entre Frauke y sus alumnos. También en este grupo todo funciona digitalmente: libro de texto, explicaciones gramaticales, tareas, correcciones, etc. Justo en esta clase están viendo el funcionamiento del verbo “gustar”. Frauke y yo coincidimos en algunos aspectos metodológicos y didácticos; por ejemplo, la gramática comparada para aquellos aspectos comunes en ambos idiomas, como en el caso de los verbos “gustar/gefallen” que prácticamente funcionan igual en alemán y español y cuyo uso, no obstante, cuesta muchísimo a los alumnos de ambos idiomas. Frauke usa bastante Kahoot como herramienta para el aprendizaje de vocabulario. La clase acaba con un juego en pleno: los alumnos -y los dos profesores también- escriben en un trozo de papel tres acciones que les gusta hacer y otras tres que no. Los papeles se entremezclan y se reparten al azar a los alumnos, que deben encontrar al propietario del trozo del papel preguntando qué le gusta o no le gusta hacer.

Tras la pausa, en la que coincido con las anfitrionas, Heiko y conozco a otros profesores del centro -¡son más de ochenta!-, asisto a las clases de VABO de la profesora Sabine Hoeth. Creo que es una de las clases más interesantes a las que asisto. Vabo (Vorqualifizierungsjahr Arbeit/Beruf ohne Deutschkenntnisse) es la tercera propuesta educativa del centro que visito. Se trata de un curso de un año de duración cuyo objetivo es facilitar la adquisición de las competencias lingüísticas y gramaticales básicas en alemán a alumnos, sobre todo con Migrationshintergrund, que o bien llevan en Alemania no demasiado tiempo o bien necesitan reforzarlas porque no están del todo integrados en la sociedad alemana. Los alumnos que finalicen satisfactoriamente el curso pueden optar al curso siguiente a hacer algún curso de la rama de formación profesional del centro. Es un grupo de unos quince alumnos, de los más diversos orígenes: Italia, Grecia, países balcánicos, Georgia, Siria, Sudán, etc. Es sorprendente contemplar que todos ellos entienden perfectamente alemán, pero cuya comprensión lectora, nivel gramatical, dominio léxico y expresión escrita y  les cuesta más. Usan el libro Studio 21 A2 de la editorial Cornelsen, libro que también usamos en nuestras EEOOII. Sabine me comenta que tienen ese nivel y que con un poco de suerte conseguirán el B1. Con alumnos de origen tan dispar, Sabine hace lo posible para mantener el control de la clase. Por ejemplo, los alumnos tienen que dejar sus móviles en una pequeña balda. No los pueden usar, a no ser que les de permiso para ello (por ejemplo, para buscar información en internet). Esta y otras medidas que a primera vista hacen la clase algo más estática o estricta se entienden perfectamente. No tiene que ser nada fácil y así se lo hago saber a Sabine al final de clase. Aun así, los alumnos son muy participativos. A veces Sabine les invita a responder a sus preguntas con más información, más allá de un “ja” o un “nein”, lo que me recuerda a nuestros alumnos cuando no están del todo activos. Me llama la atención que Sabine da un gran peso al componente cultural: me comenta que el aspecto cultural es tan importante como el lingüístico en estos grupos. Me pone como ejemplo al alumno de Sudán, que un día sale de una aldea africana y al otro se encuentra en Alemania. Necesita conocer su nuevo entorno cultural y social.

El tercer bloque de clase (11:15 a 12:45 horas) lo divido en dos partes: en la primera parte sigo observando el grupo de Vabo con Sabine. Aprovecho estos 45 minutos para presentarme y para que los alumnos me hagan las preguntas que quieran sobre España -todo en alemán. Se nota que están contentos con mi visita y hacen multitud de preguntas. A pesar de los distintos lugares de procedencia todos tienen las mismas inquietudes: fútbol, música, tiempo libre, ligues, etc. A aquellos alumnos que veo que no se lanzan a preguntarme, les formulo yo alguna pregunta, como ciudades españolas, famosos, gastronomía, fiestas, etc. En la segunda parte del bloque vuelvo a la clase de español de Heiko, donde llevo a cabo la presentación sobre las EEOOII y asociaciones e ideas sobre España: en un primer momento los alumnos trabajan en grupos para anotar todas las ideas que se les ocurra sobre distintos aspectos del país (geografía, turismo, comida y bebida, arte, literatura, deportes, personajes famosos, etc.) Después les ofrezco varias ideas y estereotipos y ellos comprueban si han acertado algunos de ellos o no, más allá de Barcelona, Madrid, las islas, la sangría, playas, toros, etc.

Acabada la jornada, doy rienda suelta a mi faceta de turista. Me acerco a la cercana localidad de Esslinger am Neckar, otra ciudad idílica de casas de entramado rodeada de viñedos. En Stuttgart continúo visitando los lugares imprescindibles recomendados por Susanne.

30 de marzo de 2022

Tercer día de job shadowing

¡Llegamos al ecuador de la experiencia! Continúa la intensa agenda en la JPP-Schule. En el primer bloque lectivo (7:40 – 9:10 horas) acompaño nuevamente a Frauke Konrad a una de sus clases de español. En este caso se trata del grupo WG1, rama de bachillerato comercial que cursa su segundo año de nuestro idioma. Al igual que en el resto de clases, los alumnos han estado trabajando con anterioridad en un catálogo de preguntas para formulármelo hoy. Se nota que tienen algo más de nivel, porque las preguntas son más numerosas y elaboradas, los alumnos se lanzan más y son más participativos. Aun así, Frauke me comenta que el nivel es algo más bajo de lo que ella desearía. Me aclara que en esta rama de bachillerato comercial los alumnos tienen que aprender un segundo idioma si no han aprendido anteriormente francés en los niveles educativos anteriores. En ese caso, pueden elegir entre francés o español. Y una gran mayoría se decantan por nuestro idioma, tanto por su importancia en Europa como en América. Aquí también usan el mismo libro de texto que en los otros niveles visitados, A tope. Este método especial para las escuelas profesionales abarca desde el nivel A1 al B1, por eso es válido para los distintos años académicos en los que los alumnos aprenden español. E, igualmente, la clase es completamente digital. Frauke proyecta en la pantalla las explicaciones gramaticales del día (determinantes y pronombres indefinidos). Los alumnos apuntan todo en el iPad con el pencil de Apple. La clase acaba con un Kahoot para fijar de manera lúdica los conocimientos adquiridos hoy sobre los indefinidos.

Aprovecho que tengo libre el segundo bloque lectivo para contactar con la EOI para informar brevemente de cómo va marchando la movilidad. Entablo conversación con algunos de los profesores que están en la sala, a los que les explico el funcionamiento de las EEOOII cuando me preguntan por el tipo de centro del que procedo y trabajo. También coincido con la asesora pedagógica de los alumnos de Vabo que había visitado el día anterior. Me comenta lo complicado que lo tienen estos alumnos y cómo intentan hacer todo lo posible para que se integren lo mejor posible. Igualmente me comenta que dentro de nada la JPP-Schule recibirá en breve alumnos refugiados de Ucrania y todo lo que ello conllevará.

En el tercer bloque lectivo (11:15 a 12:45 horas) observo la clase WG1B de inglés de la profesora Susanne Preisinger. A varios de los alumnos de este grupo de bachillerato comercial ya los conozco del grupo de español del primer bloque lectivo con Frauke Konrad. Susanne me presenta y yo hago lo mismo en inglés y alemán. Les hago preguntas generales, como por ejemplo sobre su interés por los idiomas, si les gustaría aprender español, etc. Todos son muy atentos y participativos. Puedo comprobar que tienen un nivel bastante bueno de inglés. Susanne me comenta que los alumnos que se presentan al Abitur suelen tener un nivel B2 alto a C1 de inglés. Este grupo hará las pruebas del Abitur el próximo curso académico. La clase de hoy consiste en su totalidad en la explotación didáctica de cuatro textos sobre las alternativas a los combustibles habituales y si realmente son sostenibles y ecológicos. Susanne ha planificado perfectamente la clase, ya que con esos textos abarca prácticamente todas las destrezas y fomenta el trabajo en equipo: divide la clase en varios grupos. A cada grupo les asigna un mismo rol (empresario de carburantes, ecologista convencido, nativo del Amazonas, entre otros). Los distintos componentes del grupo leen los textos y buscan y anotan aspectos positivos y negativos de estas alternativas según el rol que les ha tocado defender, además de ayudarse mutuamente con el vocabulario que no conocen. Susanne, además, pone a su disposición diccionarios. Una vez que los textos están claros y tienen suficiente información, se forman nuevos grupos que integran como mínimo a un representante de cada rol. Finalmente, los grupos discuten sobre las ventajas y desventajas de estas alternativas, defendiendo siempre su punto de vista/rol asignado. En definitiva, los alumnos han practicado comprensión de textos escritos, coproducción de textos escritos y orales y también mediación intralingüística. Me parece una tarea bastante completa -que deja intuir la gran profesional que es Susanne.

Acabada la jornada de observación, y debido a que el tiempo está algo lluvioso, aprovecho la tarde para visitar lugares cerrados, como la biblioteca municipal de Stuttgart, cuya visita me habían recomendado todos los compañeros y desde luego merece la pena, o la Stuttgarter Markthalle, mercado gastronómico de la ciudad.

31 de marzo de 2022

Cuarto día de job shadowing

Nueva jornada, tan completa e interesante como las anteriores. Esta vez comienzo en el segundo bloque lectivo (9:30 – 11:30). La clase de hoy es completamente diferente, ya que acompaño a Frauke y a los alumnos de Vabo -los mismos en cuya clase estuve el segundo día- al gimnasio del centro: hoy en lugar de la clase de alemán van a participar en un taller que intenta fomentar, mediante distintas pruebas deportivas, el trabajo en equipo, el espíritu constructivo, la solidaridad y un mejor conocimiento mutuo entre los alumnos, tan importante en este grupo tan heterogéneo y de tan distintas procedencias y culturas. El encargado de llevar a cabo las distintas actividades es el jefe de estudios de la rama Vabo y la escuela profesional. Las cinco tareas propuestas a los alumnos tienen en común que es necesaria la ayuda de los demás para poder realizarlas con éxito. Este tipo de actividades en grupo son de gran importancia para crear conciencia de grupo en clases más heterogéneas, aunque no parece que sea el caso de nuestras EEOOII. Pero se me ocurre que este tipo de actividades pueden funcionar en yincanas que unan ejercicios deportivos y ejercicios de lengua para practicar aspectos gramaticales, vocabulario, estructuras sintácticas, etc. Los alumnos parecen contentos y satisfechos con esta clase especial. A mí me ha parecido una clase de lo más inusual e interesante.

En el tercer bloque vuelvo a visitar una de las clases de inglés de la anfitriona Theresa Kiefer. Se trata de un grupo de inglés comercial de la rama de formación profesional. Como es habitual en los grupos nuevos a los que asisto, me presento y estoy abierto a posibles preguntas de los alumnos. No nos demoramos mucho tiempo, ya que parte de esta clase la impartirá, como parte de su formación, una estudiante del grado de lengua inglesa en la universidad de Stuttgart. Aprovecho, mientras la estudiante trabaja con los alumnos, para preguntarle a Theresa por las diferencias entre las clases de inglés “normal” y el inglés con fines específicos, como el inglés comercial: si bien en ambos casos las competencias y destrezas son prácticamente iguales, la gran diferencia reside en las situaciones y los temas (e-mails y cartas formales, reclamaciones, reserva de vuelos, conversaciones al teléfono, etc.)

Tras el tercer bloque, mis anfitriones Heiko, Susanne, Frauke, Theresia y yo vamos a un restaurante típico de comida suaba en el centro de Schorndorf para comer juntos. No puede haber mejores anfitriones, ya que me invitan a la comida. Todos estamos encantados con la experiencia Erasmus+. Aprovecho para comentarles si cabría la posibilidad de planear algo conjuntamente. A pesar de que estamos de acuerdo en que sería una gran oportunidad para los alumnos, hay un par de inconvenientes: los distintos sistemas educativos y la edad de los alumnos. Aun así, confiamos en que funcione el intercambio de cartas entre los alumnos y quizá se pueda ampliar a sesiones de Zoom con salas. También les invito a visitar la EOI de Rivas para ver in situ cómo funcionan las EEOOII. Frauke me dice que conoce muy bien el funcionamiento de las EEOOII, ya que trabajó un año como auxiliar de conversación en la EOI de Segovia. Acabo el día asistiendo, junto a Heiko y otro profesor de la JPP-Schule, a un partido de balonmano en el Porsche Arena de Stuttgart. ¡Experiencia única!

1 de abril de 2022

Quinto y último día de job shadowing. Despedida y balance

¡Fin de la experiencia! Quinta y última jornada de observación. Es increíble, solo han pasado cinco días y, sin embargo, da la sensación de que ha transcurrido mucho más tiempo. Tanto en el primer bloque lectivo como en el segundo asisto a las clases de español de WGE y WG1 impartidas por la profesora Frauke Konrad y en las que ya había estado el martes y el miércoles respectivamente. La profesora procede con los contenidos programados para el día y, a continuación, Frauke me deja el tiempo necesario para llevar a cabo mi presentación sobre España. Al igual que en la otra clase de español de Heiko, a los alumnos les gusta mucho esa visión más amplia del país. Prometen visitar algunos de los lugares que les recomiendo. Ambas clases terminan con la misma actividad: un speed dating en el que todos los alumnos hablan con todos. En la clase WGE se trata de preguntar sobre los gustos (gustar + infinitivo) y en la de WG1 consiste en usar la conjugación en pretérito de los verbos (“¿Cuándo fue la última vez que…”?). Yo también participo en el juego. Es gracioso, ya que cuando me quieren preguntar algo a mí, pero tienen dudas de vocabulario se lo preguntan a Frauke en lugar de a mí. Lógicamente pretenden no cometer errores. Estos juegos son una buena forma de acabar el día, la semana y mi movilidad en Schorndorf.

Antes de que comience el tercer bloque, me despido de mis compañeros Heiko, Frauke y Theresa (ya me había despedido de Susanne el jueves). Les doy las gracias por haber tenido tan buenos anfitriones. Prometemos no perder el contacto, y escribirnos si nos surgen dudas profesionales, ayuda con materiales, etc. Les insisto de nuevo para que vengan a visitarnos a la EOI. A Theresa le vuelvo a dar las gracias por una movilidad tan bien organizada y tan variada, de la que me llevo tantas cosas positivas.

Algunas ideas sueltas que se me ocurren:

  • Teams: plataforma que llevan usando desde la pandemia. No han trabajado con Google for Education, pero sí que todos estamos de acuerdo en que Moodle es la menos atractiva por la cantidad de tiempo que hay que destinar para la elaboración de actividades.
  • En todas las clases, como en nuestro caso, predomina el enfoque comunicativo, aunque a diferencia de las nuestras -en las que en cada sesión intentamos ejercitar todas las actividades de lengua – me comentan los compañeros que algunos días toca más gramática o teoría que lo oral y lo práctico. Creo que esto es un aspecto más propio de la secundaria. También parece que suelen seguir el libro de texto bastante al pie de la letra.
  • Tengo la sensación de que nosotros aprovechamos más el tiempo e intentamos hacer las clases más variadas, con más actividades. Aquí no tanto, quizá por lo mencionado anteriormente: son adolescentes de secundaria/formación profesional.
  • Formación del profesorado: https://lehrerfortbildung-bw.de/index.html

Stuttgart – Frankfurt – Madrid (2 de abril de 2022)

¡Hora de hacer la maleta y volver a Madrid! ¡Seguro que pronto volveré a Stuttgart y a Schorndorf! Esta movilidad Erasmus+ ha sido una grata experiencia.

 

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies